Hasta hace pocos meses atrás, solo teníamos la versión 2015 de la NFPA 70E en español. Hoy ya se encuentra la versión 2018.

Como declara la misma NFPA, “esta nueva versión continúa evolucionando para abordar la evaluación de riesgos e introduce factores humanos como parte de esa evaluación, como el error humano. El Anexo Q, Desempeño Humano y Seguridad Eléctrica en el Lugar de Trabajo, ha sido incluido para brindar orientación en esta área. Esta edición enfatiza la necesidad de usar la jerarquía de controles de riesgo, moviéndola de una nota informativa, al propio texto de la norma. NFPA 70E ahora declara explícitamente que la primera prioridad debe ser la eliminación del peligro.

La anterior tabla de identificación del riesgo de relámpago de arco [Tabla 130.7(C)(15)(A)(a)] se modificó para determinar la probabilidad de que ocurra un relámpago de arco, y se cambió su numeración como Tabla 130.5(C). Esta tabla modificada se puede usar con cualquiera de los métodos de evaluación de riesgo de relámpago de arco.

El cambio más notable en la edición 2018 es que las tablas y texto que especifican los estándares de EPP se han movido a tablas o notas informativas. En ediciones anteriores, a los empleadores se les requería, y todavía se les exige verificar que a los empleados se les proporcione el EPP apropiado. Se agregó la Sección 130.7(C)(14)(b) para brindar orientación sobre la evaluación de la conformidad del EPP. Estos cambios no alteran la responsabilidad del empleador por determinar la validez de las declaraciones de los fabricantes de EPP.

Se agregaron las definiciones de corriente de falla corriente de falla disponible y se cambiaron otros términos utilizados a lo largo de la norma para este tipo de corriente, a fin de mantener la coherencia. El Artículo 120 se reorganizó para presentar los requisitos a cumplir cuando se establece una condición de trabajo eléctricamente segura, en un orden lógico de aplicación del programa. El Artículo 320 introduce umbrales de voltaje de 50 V c.a. y 100 V c.d. específicamente para baterías y cuartos de baterías, con el objeto de abordar las situaciones específicas de estas ubicaciones. El Artículo 330 que trataba los láseres se revisó exhaustivamente para abordar cuestiones de mantenimiento relacionadas con la seguridad, en lugar de cuestiones relacionadas con el uso del láser. El Artículo 350 introduce una Autoridad de Seguridad Eléctrica, como una posible Autoridad Competente para los laboratorios.”

Espero que les sirva esta información para seguir potenciando su departamento eléctrico, con miras a trabajar “en un ambiente eléctricamente seguro”